Extinción de fuego a bordo

 

 

Por nuestra propia seguridad, nuestra tripulación y la integridad de nuestra embarcación la prevención de incendios, la forma cómo combatirlo y contar con los medios de cómo apagarlo es una de los aspectos más importantes que debe conocer todo patrón.

 

Si se dispone con los medios obligatorios y aconsejables podremos evitar enfrentarnos a él.

Es uno de los riesgos más peligrosos del cual nos exponemos en la navegación que puede traer graves consecuencias irreversibles.

 

Es fundamental contar con un mínimo de conocimientos sobre el tema para navegar con seguridad y poder reaccionar con celeridad ante la presencia de un incendio a bordo o cuando se sospeche del riesgo.

 

Para prevenir este tipo de emergencias en la mar es necesario conocer el origen y los métodos de extinción. La combinación con el oxígeno del aire con la materia combustible en determinadas circunstancias puede provocar el fuego a bordo. Es necesaria la presencia de la materia combustible, el oxígeno, temperatura y la reacción en cadena. Sin la presencia de cualquiera de estos factores no habrá combustión. Por ello la importancia de evitar que se produzcan estos factores en su conjunto.

 

Por ejemplo un cortocircuito en el barco producido por un cable en mal estado o por un contacto defectuoso en la zona de motores en presencia de aceite y combustible puede provocar el fuego a bordo.

 

El patrón o tripulante al detectar el incendio lo primero que hará es abrir la escotilla de motores con precaución para evitar la propagación con la entrada de aire que aumentará las llamas y seguidamente utilizar el extintor adecuado para sofocar el incendio. Hay que evitar utilizar agua en estos casos ya que puede aumentar el fuego al expandir el volumen mezclado con restos de combustible y aceite de las sentinas. En ciertas ocasiones se puede dificultar el alcance de nuestra radio VHF para notificar la emergencia y debemos actuar con bríos para aplacar las llamas.

Métodos de extinción de incendios a bordo:

-Por sofocación: Eliminando el oxígeno. Con extintores de anhídrido carbónico u otro gas inerte más pesado que el aire, que cubra el área del incendio. Con espuma mecánica o espuma de alta expansión que cubra la superficie del combustible que arde. Cubriendo el fuego con una manta húmeda o con arena. Cerrando herméticamente el compartimiento, mamparos y cortando la ventilación.

 

-Eliminando el combustible: En los casos de un incendio por un escape de combustible líquido o gaseoso se aconseja reducir la pérdida, cerrando la llave o válvula de paso o retirando la materia en el caso de sólidos.

-Por enfriamiento: Rebajando la temperatura con agua y refrescando espacios adyacentes.

 

-Supresión de la reacción en cadena: En el desarrollo del incendio se liberan radicales libres. Los compuestos químicos de los extintores náuticos capturan estos radicales libres suprimiendo la reacción en cadena. Los extintores de polvo seco basados en bicarbonato sódico o potásico inciden sobre la reacción en cadena y actúan también por sofocación.

 

Para seleccionar el extintor marino adecuado que tenemos que llevar a bordo como parte de nuestros accesorios náuticos o como parte nuestro equipamiento de seguridad a bordo es necesario conocer la clasificación de los incendios:

 

-Clase A. ALFA: Materias sólidas

-Clase B. BRAVO: Combustibles líquidos

-Clase C. CHARLIE: Combustibles en forma de gases

-Clase D. DELTA: Metales ligeros.

-Clase F. Aceites y grasas vegetales o animales utilizados en las cocinas de a bordo.

 

Variedad de tipos de extintores para barcos se distinguen por una o más letras que definen el tipo de fuego que pueden combatir. Por ejemplo extintor homologado naval A, B, C. Extintor 2Kg homologado naval de CO2 34 B.

 

Así que los extintores y su capacidad deben usarse de acuerdo al tipo de barco, volumen, tipo de accesibilidad de la embarcación (cabinada o no cabinada), su eslora y potencia instalada.  Es muy importante saber cómo utilizar un extintor y cómo extinguir el fuego mientras navegamos de manera que se pueda utilizar de forma efectiva teniendo en cuenta que un extintor de 2Kg se vacía en unos 8-10 segundos.

 

Recomendaciones para extinguir un incendio en la navegación:

-Mantener el fuego a sotavento.

-Parar el barco o reducir al mínimo la velocidad

-Cortar  y eliminar al máximo el componente combustible

-Solicitar ayuda por radio o mediante señales de auxilio

-Cortar la corriente eléctrica y el paso de electricidad a la batería.

-Si el fuego provienen del motor utilizar un extintor tipo B o polivalente ABC.

-Si el fuego es de materiales sólidos se podrá utilizar agua.

-En caso de abandono del barco hay que hacerlo por Barlovento.

 

Por todo ello no olvide mantener sus equipamientos náuticos de seguridad contra incendios adecuados, en buen estado de conservación, homologados y de calidad fiable.

 

Una de las tiendas que ofrecen productos náuticos de calidad de equipamientos de seguridad para barcos y una gama de extintores para barcos de fiabilidad y de fabricación europea con certificación SOLAS es GARBINO Náutica Tienda de Accesorios Náuticos, además de contar con extintores homologados podrás encontrar una extensa variedad de repuestos náuticos y recambios para barcos y para todo tipo de embarcaciones. Tienen una tarifa plana para envíos a nivel nacional y cuentan con una amplia experiencia en el sector de repuestos náuticos. La calidad de sus productos está garantizada. Son muy recomendables y fiables. Puede visitar su web y comprar con total seguridad.

 

Esperamos les haya gustado esta guía de seguridad náutica con finalidad preventiva.

Deja un comentario